Un cabrón con suerte se tira a una vieja madura en un hotel. La puso en cuatro patas y le dio con fuerzas como si fuera una pinche burra cogelona.

Detalles del video

El muy cabrón siempre tiene un plan B para no quedarse con las ganas de coger… y creo que todos debemos aprender de él. Cuando las weritas jovencitas bien lindas y sensuales no quieren nada con él, llama a su amante madura ya entrada en edad la cual no tiene problemas en acompañarlo a un hotel. Claro, ella es una madura y su cuerpo de gorda no es el mejor, pero esta puta nunca le negará un polvo. Mira bien como la puso en cuatro patas como una burra y le dio con todas sus fuerzas. Te volverás loco con esta puta ardiente.